lunes, 14 de septiembre de 2009

Historia de las logias cruceñas por Reymi Ferreira

RESUMEN DEL LIBRO

LOGIAS EN SANTA CRUZ”

REYMI FERREIRA J.(ACTUAL RECTOR DE LA UNIVESIDADAD GABRIEL RENE MORENO)

SANTA CRUZ 1994

Fondo de Ediciones Municipales

Las Organizaciones Secretas en Santa Cruz.

Generalidades:

Se hace indispensable clasificar a las sociedades secretas que han actuado o actúan en nuestra ciudad en dos clases:

1. Organizaciones masónicas

2. Organizaciones secretas regionalistas

Las organizaciones de la primera pertenecen a la Masonería Universal, en teoría tienen objetivos fundamentalmente filosófica, morales y de socorro mutuo. Pero en la práctica han actuado igual que las segundas.

Las organizaciones de segunda clase, incorrectamente denominadas “logias”, son en realidad grupos secretos de poder, cuyos objetivos son políticos y económicos, caracterizándose además por su marcado carácter regionalista. Antes que grupos especulativos, son asociaciones operativas, cuya finalidad es el poder.

A esta clase de organismos secretos perteneció la logia “Espada del Oriente” y “Toborochi”

Por convencionalismo a estos grupos regionalistas se les llama “logias”, término utilizado incorrectamente, ya que según diccionario, “Logia” quiere decir “Local de reunión de los masones”. El verdadero nombre de estas asociaciones debería ser: “grupos secretos de poder”.

La primera Logia fue formada principalmente por extranjeros radicados en Santa Cruz que habían sido iniciados en sus países de origen. Los cruceños que conformaron desde sus inicios la Logia, eran personas que habían recibido una educación amplia en el extranjero.

El primer directorio de la Logia “Ismael Montes No.11” estuvo conformada de la siguiente manera:

Presidente: Ernesto Bauer

Primer Vicepresidente: Julio Torrico Adriázola

Segundo Vicepresidente: Faustino Segundo Tejada

Orador: Enrique Mercado Ortiz

Tesorero: Benjamín Bowles

Secretario: José Armando Verdecio

Experto: Luís Gamarra

Maestro de ceremonia: José Sanchez de Lozada

Hospitalario: Juan Foianini Banzer

Guarda templo: Carlos Füchtner

Maestro de banquete: Federico Hollweg Weber

Bibliotecario: Enoc Ruiz Arce

Podemos citar entre algunos miembros de la masonería cruceña de las últimas décadas a Gustavo Diescher Montero, a empresarios pioneros como el yugoslavo Mateo Kuljis, Aldo Peña Gutiérrez e incluso a ex presidente del Comité Cívico el Dr. Percy Boland Rodríguez.

El actual presidente de la institución Masónica en Santa Cruz, el Dr. José Gutiérrez Gutiérrez, ha autorizado la presentación pública de algunos masones para aclarar la diferencia que existe entre la logia masónica y las llamadas “logias cruceñas” o grupos secretos de poder. El 30 de abril de 1992, en el programa televisivo “Primera Fila” difundido en canal 11, se presentó en la televisión el señor Berman Monasterio Añez, quien públicamente explicó el origen de la masonería, y enfáticamente negó cualquier relación con los grupos secretos “Toborochi” y “Caballeros del Oriente”.

Un año antes, en el periódico El Deber la “Delegación Regional de la Gran Logia de Bolivia” se había pronunciado a través de una solicitada negando cualquier vinculación con los grupos de poder secreto, que había aludido el dirigente cívico Dn. Luís Mayser Ardaya en una denuncia el día antes, cuando afirmo que las logias masónicas habían tomado el congreso de los comités cívicos provinciales.

Las Logias en Santa Cruz, dice que en los hechos existe cierta animadversión de la masonería contra estos grupos, por varios factores:

1. Mientras la masonería aspira a una sociedad universal y sin fronteras, los grupos secretos regionalistas basan en un discurso regionalista y chauvinista.

2. Mientras la masonería es una organización especulativa y simbólica (en los últimos cuarenta años no se ha involucrado en actividades políticas) las logias cruceñas “Toborochi” y “Caballeros del Oriente” se han convertido en grupos para capturar el poder político y económico para conseguir ventajas, aunque estos no sean sus objetivos manifiestos.

3. Mientras la masonería tiene personaría jurídica reconocida y estatutos aprobados conforme a ley, las logias regionalistas son absolutamente ilegales.

4. Mientras la masonería tiende a secularizar su organización las logias regionalistas se encierran cada días más en las oscuridades del secreto.

5. Finalmente, un hecho de las logias regionalistas que ha molestado a la masonería ha sido que el fundador de las logias cruceñas resulto ser un masón expulsado con ignominia de la hermandad (Dr. Enrique Galván).

En los últimos años la Masonería ha intensificado el proceso de secularización al extremo de que publican condolencias públicas, han sacado solicitadas, incluso editan folletos y periódicos masónicos que están al alcance de todos.

Las Logias Regionalistas:

Allá por los años 1889 se organizo la sociedad “hijos del pueblo” dirigida por el Sr. Carmelo Ortiz Taborga, en la que se enrolo lo mas brillante juventud de Santa Cruz de la época, apoyando activamente la causa del federalismo que liderizó el Partido Liberal, oportunistamente lanzada como una de sus consignas que finalmente traiciono luego de que, vencedor de la guerra civil del 1899, en la Convención de Oruro, se ratifico el carácter unitario de la Republica.

El Partido Regionalista:

El año 1920 se fundo el Partido Regionalista, que funciono hasta 1930 bajo la conducción del Dr. Cástulo Chávez.

El Partido Regionalista, o Autonomista, como algunos en la época lo llamaron, se alió con el Partido Liberal, siendo precipitado por este a una revolución apresurada, que culmino con la derrota. La revuelta estallo el primero de julio de 1924, y los confabulados contaban con que al mismo tiempo en todos los distritos del país se alzarían los militantes del Partido Liberal contra el gobierno de Saavedra, conforme a lo planeado. Los liberales hicieron fracasar al movimiento que solo se limito a tomar las plazas de Santa Cruz y el Beni. A los días del alzamiento se derroto a los sublevados y se tomo Santa Cruz, esta derrota fue decisiva para la posterior disolución del partido Regionalista que ocurrió el año 1390.

La Logia “Espada del Oriente”:

Paralelamente al Partido Regionalista entre los años 1920 – 1930 funcionó como una logia secreta que perseguía los mismos fines y objetivos que el partido regional. Esta organización secreta es el antecedente inmediato de las actuales logias “Toborochi” y “Caballeros del Oriente”, con las que guardan grandes similitudes. Los integrantes de la Logia “Espada del Oriente” en su totalidad pertenecían al Partido Regionalista y aunque nunca se supo públicamente las personas que la componía, es muy probable que el Dr. Castulo Chavez, Celso Parada, Juan Felipe Roca y otros tuvieran el mando superior de esta agrupación secreta. La idea de la logia haya salido de los elementos del Partido Liberal, tradicionalmente ligados a la masonería, de donde pudieron haberse adoptado los ritos, grados y otros elementos propios de la sociedad esotérica.

La Logia “Caballeros del Oriente”:

La idea de conformar un grupo secreto cruceñista nació a fines de la década del setenta, con el advenimiento de la democracia. Frente a un supuesto “avallasamiento” que sufría Santa Cruz por parte de los inmigrantes del interior del país y como una reacción contra el “centralismo” que imponían autoridades a la región desde el altiplano, estos jóvenes en su mayoría profesionales egresados de universidades del exterior, comenzaron a organizar las primeras reuniones que tuvieron carácter público y en donde se discutían temas como el “avasallamiento colla”, la inminente llegada al poder de los comunistas de la “UDP” y la manera de preservar la dirección de las principales instituciones cruceñas que estaban, según ellos, en “serio peligro”. Ante estas amenazas, y como cruceños se propusieron crear organizaciones que sin ser partidos políticos, actúen como tales, ya que los partidos políticos tradicionales resultaron insuficientes debido a que el objetivo de su causa podía significar “perdida de votación” en gruesos sectores de la población proveniente del interior del país.

Otro argumento comúnmente esgrimido por los ideólogos de las logias fue la necesidad de organizarse para contrarrestar las acción de supuestos logias del interior que buscarían para sus miembros poder económico y político. También es vox populi que aquí mismo en Santa Cruz existirían logias collas, como una que se llamaría “El grupo de los 1000”, cuyo objetivo sería colocar 1000 profesionales collas en lugares revelantes de nuestra sociedad.

El grupo inicial de la Logia “Caballero del Oriente” tuvo un carácter relativamente público, ya que la organización auspiciaba reuniones – cena en el restaurante “Floresca”. En el “flash social” del matutino “El Mundo” de fecha jueves 10 de septiembre de 1981 aparecieron dos fotos con algunos de estos integrantes en los que distinguir al Dr. Sixto Nelson Fleig, el Dr. Orestes Harnés, Jorge Flores Franco, Juan Carlos Limpias, Alejandro Gutiérrez, Stanley Landivar y otros.

Llama la atención el hecho de que en esa época, en plena dictadura militar, este grupo se presentara públicamente, para después, al año, con el advenimiento de la democracia el de octubre de 1982, se convirtieran en grupos secretos. Este pequeño detalle delata el carácter antidemocrático del grupo, que con los militares al parecer se sentían protegidos, pero con la democracia se sintieron amenazadas y recurrieron a las capuchas.

Con el ingreso al grupo de Enrique Galván, la incipiente organización adopto los ritos, grados, señales y procedimientos masónicos, convirtiéndose definitivamente en una logia, aunque diferente de la masónica.

El núcleo principal de la logia “Caballeros del Oriente”, estaba conformado por las siguientes personas: Walter Luís Balcazar Castro, Juan Carlos Antelo, Oreste Harnez (hijo), Lorgio Talavera, Sixto Nelson Fleig, Nicanor Jordán, Marcelo El-Hage, Edgar Terrazas, Federico Fernández, Enrique Galván, Alejandro Gutiérrez, Bernardo Canario, Carlos Soruco Perrogón, y un alemán nacionalizado boliviano.

Resulta sintomático que nunca estos grupos se organizaron para luchar en contra de las dictaduras militares, ya que al parecer sus intereses estaban bien protegidos con ellas, sin embargo se hunden en la organización hermética, en las oscuridades del secreto justamente cuando el sol de la democracia comenzaba a despuntar.

Las logias “regionalistas” nacieron como mecanismo de defensa y búsqueda de poder de sectores que buscaban mecanismos de mantener a nivel local el poder en manos de los terrtenientes e industriales.

La Logia “Caballero del Oriente” actúa con diversos partidos políticos y allí radica parte de su fuerza, ya que se han ido ramificando a traves de todos los partidos, aunque generalmente en partidos conservadores o centristas. Son enemigos del comunismo, porque la margen de atentar contra el “cruceñismo” generalmente la logia lo vincula con las fuerzas políticas del interior. La versatilidad para acomodar en todos los partidos políticos explica el porque, suba quien suba o caiga quien caiga, la logia siempre se mantiene alrededor por de los círculos de poder.

La Logia “Caballero del Oriente”, sufre una división en el interior de la organización, sostienen algunos se debió a la diferencias respecto a la construcción del edificio de Cordecruz, gracias a nuevos datos estamos en posibilidad de afirmar, remitiéndose al testimonio y a manuscrito del secretario de la Logia, que la división se produjo a comienzos del año 1982, y fue producto de discrepancias internas. Otra causa de la división fue que un sector de la hermandad comenzó a vislumbrar el lado practico del poder que estaban comenzando a adquirir a través de la sociedad secreta, y allí comenzó la discusión en términos éticos, respecto al que el poder podía beneficiar no solo la causa del oriente, sino también al mismo oriental.

La Logia “Toborochi”:

Terminada abruptamente la reunión en donde se produjo la ruptura, la gran mayoría
de la Logia se quedó con el sector “principista”. Donde tomaron la decisión de refundar la organización.

La sociedad cruceña organizada en cooperativas, de conformación teóricamente democrática, pero cuya elección de autoridades es dirigida permanentemente por los grupos económicos hegemónicos. El Comité Cívico también adopto como base de su sistema electivo al corporativismo, lo propio ocurrió con los gremios profesionales y casi en todas las organizaciones regionales.

La Expansión de ambas Logias y el Reparto de las Instituciones Cruceñas: Estas reglas del juego fueron muy bien utilizadas por las logias quienes ya en septiembre del 1982 controlaban las tres Cooperativas de servicios públicos en la cuidad de Santa Cruz y tres colegios profesionales: el de arquitectos, el de ingenieros y el de los médicos.

Ante la división planteada, y pese a las hostilidades, ambas logias acordaron zanjar la disputa dividiéndose el control de las instituciones:

La Logia “Caballeros del Oriente”, se quedó manejando la Cooperativa de Teléfonos Automáticos – COTAS, y el Colegio de Arquitectos La Logia “Toborochi”, se hizo cargo de la Cooperativa de Servicios Públicos SAGUAPAC”, y la Cooperativa Rural de Electrificación – CRE, del Colegio Médico y de la Sociedad de Ingenieros.

Las Cooperativas habían gozado de absoluta libertad y el pueblo confiaba plenamente en ellas porque habían sido creadas y dirigidas por notables del pueblo, patricios de una gran trayectoria como don Liders Pareja, Placido Molina Barbery, Oswaldo Gutiérrez, Juan Franco, Oscar Gasser, Pedro Ribero Mercado y otros, pero que de un tiempo a esta parte curiosamente comenzaron a ser manejadas por un conjunto de personas, siempre las mismas, sin alternativa ni recambio.

A partir de allí el cuestionamiento permanente a las Cooperativas a su estructura antidemocrática, a sus altos costos de servicios, e inclusive sus negociados.

A la sazón, en 1985 el Congreso Nacional aprobó la Ley Orgánica de Municipalidades, que normaba los servicios que brindaban las Cooperativas al pueblo. Esta Ley, traspasaba la tuición que ejercían los Ministerios de Energía, Urbanismo, Transporte y Comunicación, a los municipios, cuyo gobierno seria elegido en cada ciudad. Esto obviamente significaba control de las Alcaldías a las Cooperativas, las mismas que no obedecen a nadie porque el control desde los ministerios del gobierno central era simbólico y en realidad no existía. La posibilidad de que en la propia ciudad tanto el Concejo Municipal como los departamentos técnicos de la Alcaldía pudieran fiscalizar y fijar precios a los servicios de las Cooperativas, escandalizado estos “furibundos descentralizadores”, enemigos rabiosos de la burocracia andina, pero que prefirieron seguir siendo controlados por un remoto ministerio en el Altiplano antes que por el propio gobiernos de los cruceños, el Gobierno Municipal. Se podrá preguntar uno lo extraño de esta conducta, y la respuesta es fácil: si un vecino quiere quejarse porque le han subido a la factura de CRE de 30 a 150 bolivianos, no va ir hasta La Paz para hacer el reclamo. Pero si este control se hace en Santa Cruz, nada cuesta ir hasta la Alcaldía y hacer la respectiva denuncia. Además es un principio de la administración que todo control lejano no suerte efecto, la fiscalización, para que tenga efectos, debe ser inmediata. Y es así, que renegando de sus convicciones descentralizados y adoptando posiciones políticas, las logias a través de la Federación de Fraternidades, que fundaron, publicaron tanto en sus boletines como en la prensa cosas como las siguientes:

“Nuestras Cooperativas de Servicios COTAS, CRE y SAGUAPAC pertenecen al pueblo”.“Lucharemos porque lo que es nuestro y funciona bien no cambie, ni sea presa del caciquismo político y la ineptitud burocr{tico”.

La Federación de Fraternidades se convierte en una especie de vocero pública de las logias, en la defensa de los intereses creados en las Cooperativas.

Las Primeras Denuncias sobre la Existencia de Logias:

La revista “Reflejo” de Santa Cruz, fue la primera en denunciar la existencia de las logias. El Dr. Carlos Hugo Molina, a través de un aserie de artículos denominados “El pujuso y la perestroika”, denuncio el caracter corporativo de las instituciones cruceñas.

Con el título de “Las logias en Santa Cruz” la Lic. Susana Seleme publicó el primer artículo en que se dio un bosquejo de las Logias.

En el año 1989, también en la revista “Reflejos”, el Arq. Fernando Prado escribió el “Elogio de las logias”, realizando un interesante análisis de las motivaciones reales que impulsan a la conformación de las logias.

Panorama Institucional Cruceño después de las Elecciones Cívicas del año 1989:

“Caballeros del Oriente”

Controlan: Comité Pro - Santa Cruz

Federación de Fraternidades

Federación de Profesionales

Federación de Empresarios Privados

Cámara de Industria y comercio

Cámara Nacional Forestal

COTAS

ASOBAN

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS

CORDECRUZ

COLEGIO DE ARQUITECTOS

SOCIEDAD DE INGENIEROS

COLEGIO DE ABOGADOS

INTITUTO BOLIVIANO DE COMERCIO EXTERIOR

COUNTRY CLUB LAS PALMAS

JUNTAS VECINALES



“Toborochi”

Controlan: CRE

SAGUAPAC

CLUB SOCIAL 24 DE SEPTIEMBRE

COOPERATIVA JISUNU

Incursión en los Partidos Políticos:

Como las logias ya no podían hacer nada donde el que define es el voto democrático, Las sociedades secretas lanzaron la consigna de infiltrase en los partidos políticos, aunque algunos de sus militantes ya desde antes tenían compromisos partidarios.

Este fue el límite de la expansión de las logias. Tenían copada toda la estructura institucional cruceña, ahora comenzaban la lucha por el poder político, para nada fácil, tomando en cuenta los objetivos autonomistas y regionalistas de ambas sociedades.

Los militantes de la logia “Caballeros del Oriente” que a través de sus partidos ingresaron a la estructura gubernamental, son las siguientes:

Zvonko Matkovic

Jorge Robledo

Miguel Angel Parada Feeney

Jorge Aguilera

Herman Salvatierra Zankis

Juan Manuel Chaín

Freddy Terrazas

Luis Fernando Terrazas

Mauro Alberto Bertero

Luís del Rió Chávez

Jorge Landivar Roca

Carlos Dabdoud Arríen

José Serrate

José Mario Serrate

Enrique Antelo Gil

Aclaramos que en esta lista tentativa de miembros de las logias incrustadas en la política, faltan muchos nombres.

Unidad entre las Dos Logias:

Se asocian en general para defender intereses empresariales para garantizar ventajas en sus actividades, y pese a que por Personería Jurídica tienen mandatos sociales o económicos, se atreven a violentar la ley al plantearse como objetivos el que por
ejemplo: “Santa Cruz tenga el alcalde que se merece”.

Aspectos que Prueban que Existen las Logias:

Existen una serie de indicios y presunciones que a nuestro criterio constituyen pruebas de la existencia de las logias e incluso posibilitan conocer la identidad de sus miembros.

Desde 1988 a la fecha son muchas las personalidades cruceñas que se han manifestado públicamente sobre la existencia de las logias en Santa Cruz, las mismas que van desde periodistas hasta dirigentes políticos, cívicos, empresarios, profesionales e incluso religiosos. Transcribimos a continuación un preciso detalle de estas manifestaciones, que a nuestro criterio, por la diversidad y pluralidad, así como por la trayectoria de los que lo emiten, son dignos de credibilidad.

Susana Seleme: las logias ponen o sacan directivos y presidentes de las mas importantes instituciones regionales.

Carlos Hugo Molina: publico varios artículos demostrando con argumentos jurídicos y sociológicos la naturaleza negativa de los grupos secretos.

Belisario Suárez: el mejor caricaturista de Santa Cruz, quien el año 1988 en la edición del sábado 18 de febrero del matutino “El Día”, en ocasión de celebrase las elecciones del Comité Cívico en el que las logias se disputan la directiva cívica frente a frente, ilustro elocuentemente con una caricatura esta pelea.

Arq. Fernando Prada: quienes se organizan para defenderse son los sectores dominantes.

Arq. Sergio Antelo: surgimiento del cruceñismo logrero

Dr. Ciro Sánchez Saldaña: CRE, COTAS, SAGUAPAC, se han convertido en refugios de las logias.

Luís Mayser Ardaya: la mayor parte de las instituciones cruceñas están manejadas por las logias. La Delegación regional de la Gran Logia de Bolivia: la masonería no tiene nada que ver con las autodenominadas logias “Caballero del Oriente” y” Toborochi”.

Arq. Ronald Cronembold: se me pidió que retire mi candidatura porque el grupo “Toborochi” es fuerte.

Dr. Roberto Barbery Anaya: las logias constituyen una expresión reñida con la libertad y la igualdad.

Maggy Talavera: de que las hay, las hay….

Concejo Municipal de la Ciudad de Santa Cruz: por medio de una Resolución Municipal: la lucha contra las logias, exhortándolas a hacerse públicas e invocando también a las cooperativas de servicios a democratizarse.

Consideramos que las pruebas son contundentes por la seriedad de las personas descritas como de otras que no fueron descritas, que testimonian.

Lista de los Principales Personas que Manejan estas Logias:

TOBOROCHI:

Juan Carlos Antelo

Guillermo Aguilera Ramírez

David Antelo

Percy Añez

Alejandro Aguilera Ramírez

Edgar Arteaga

Luis Bravo Hurtado

Walter Balcazar

Bernardo Cadario

Guido De Chazal Palomo

Nataniel Paz Jordán

Víctor Hugo Rau Eyzaguirre

Mario Rioja

Dionisio Ureña

Jorge Valdez

Rony Velarde

Germán Antelo

Caballeros del Oriente:

Lorgio Fleig Arias

José Luís Vélez Ocampo

Wilmar Stelzer

Alfonso Moreno

Héctor Justiniano

Freddy Terrazas

Pedro Yohvío

Eduardo Paz

Guido Nayar

Orlando Núñez

http://ftierra.org/sitio/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada